Laboratorio Olfattivo: Perfumería italiana creativa e innovadora

¿A qué fanático o fanática de los perfumes no le gustaría tener un laboratorio olfativo? Contar con un espacio que permita desarrollar lo que esperaríamos de un verdadero laboratorio: cientos de frascos con composiciones únicas, diferentes, con ingredientes exclusivos, que no sólo generen sensaciones mágicas, platónicas, sino que también sumamente realistas. Un templo de experimentación dedicado principalmente al olfato, sentido clave tanto para todas y todos quienes compartimos el gusto por la perfumería y especialmente, por la de nicho o autor.

Eso es precisamente lo que busca desde su génesis Laboratorio Olfattivo (y vaya qué nombre más sincero, simple y directo), casa italiana fundada en 2009 por Roberto Drago y Daniela Caon, que en su década y media de existencia se ha destacado por un enfoque innovador y una vocación de experimentación en el mundo del perfume, relevando su compromiso por una constante creación y experimentación.

La filosofía de Laboratorio Olfattivo se basa en la convicción de que la perfumería debe ser expresiva y emotiva. Sus fragancias (y otros productos derivados) no se crean con el único propósito de oler bien, sino que buscan contar historias y evocar emociones. Cada fragancia es una obra maestra en sí misma, creada con pasión y cuidado.

En palabras de sus propios fundadores, “la razón por la que creamos cada nuevo perfume nunca es por necesidad de mercado, sino que por necesidad de contar una historia… Notas, acordes y alcohol convergen con visiones, reflexiones sobre un viaje, sensaciones revividas por una fracción de segundo y pasiones fragmentadas, para formar los ingredientes principales de las fragancias de Laboratorio Olfattivo”.

Esta casa nicho italiana ha llevado su labor adelante no sólo de la mano de sus creadores, sino que con varios perfumistas diestros como Jean-Claude Ellena, Pierre-Constantin Guéros, Cécile Zarokian y Luca Maffei, entre otros. Estas colaboraciones han dado lugar a una gama diversa de fragancias, sin lugar a límites creativos o de insumos.

A lo largo de los años, Laboratorio Olfattivo ha lanzado una serie de colecciones, cada una con su propio enfoque y tema distintivo, que permiten no sólo constatar su evolución creativa, sino que también el relato de una fascinante historia y trayectoria, como es de esperarse en el mundo de la perfumería de nicho.

Entre sus creaciones, todas en concentración Eau de Parfum, destacan títulos como Cozumel, una obra fresca y alegre, centrada en mandarina, jazmín y vainilla e inspirada en una escapada a una isla tropical; Salina, que es una composición fresca y acuática que recrea la sensación de la brisa costera, con notas de sal de mar, limón, bergamota y almizcle; Rosamunda, una fragancia floral y amaderada que equilibra la dulzura de la rosa con la profundidad de la madera de agar; y Nirmal, que combina la rosa de Damasco con notas de azafrán y madera de agar, creando una fragancia delicada y adictiva.

Párrafo aparte para hablar de una de las líneas especiales de Laboratorio Olfattivo: Laboratorio in Nero, que busca explorar algunas de las notas y acordes más profundos y fascinantes en la perfumería, a través de una colección de fragancias que se caracterizan por evocar un aura elegante y atractiva. Entre ellos, tenemos a Nerotic, que se inspira en la faceta adictiva de la nota del tabaco, mezclada con acordes de cuero y ron; Vanhera, una verdadera fiesta de gala en honor a la vainilla, acompañada por cacao, resina de benjuí y almizcle blanco; Tonkade, que encumbra la mística del haba tonka como gran protagonista, acompañada por cedro, pachulí y una base maderosa ambarada; y ExplOud, una propuesta centrada en el oud, pero con el sello innovador de esta casa italiana, brillante y luminosa en su salida, muy bien balanceada en el corazón e inolvidable en sus maderas de fondo.

Por otro lado, también destaca la Master’ Collection, compuesta por una serie de fragancias que rinden tributo a algunos de los ingredientes más preciados y emblemáticos en el mundo de la perfumería. Cada fragancia de esta colección se centra en un ingrediente principal, resaltando su belleza y singularidad. En ella tenemos fragancias como Vanagloria, que revela la profundidad y la dulzura de la vainilla de una manera exquisita; y Vetyverso, dedicada a enaltecer la elegancia y profundidad del vetiver, de una forma versátil, atemporal y verdaderamente energizante.

Y como no podía ser distinto en una casa perfumista italiana que se precie de tal, el sello de distinción viene de la mano de una colección que representa una oda a las materias primas que representan fielmente a dicho país: Viaggio in Italia by Jean-Claude Ellena, que nos entrega perfumes maravillosamente realizados como Arancia Rossa, Bergamotto, Limone y Mandarino. Oler cada una de estas obras, por separado y en su conjunto, permiten realizar un verdadero viaje olfativo y mental por Italia, a la vez que reafirman el concepto de fragancia fresca mediterránea, en el que Laboratorio Olfattivo sin duda se mueve y expresa a piacere.

Por otro lado, no hay que dejar de mencionar que esta casa nicho italiana también se preocupa por el medio ambiente y la sostenibilidad, buscando minimizar su huella ecológica a través de prácticas responsables en la producción y el envasado de sus fragancias. Asimismo, impulsan una perfumería sin testeos en animales.

Laboratorio Olfattivo es un laboratorio donde la creatividad, la innovación y el desarrollo son los principales catalizadores, de la mano de autoridades en el mundo de la perfumería, que constantemente nos sorprenden con creaciones únicas y fascinantes. Por ello, te invitamos a seguir y conocer todas las fragancias de esta reconocida casa nicho italiana que Cruz & Valencia ha traído a Chile y por primera vez a Latinoamérica. Che profumeria affascinante.

Latest Articles