¿Qué entendemos como perfumería de nicho o de autor?


Si le pidieran explicar qué entiende Ud. por “perfumería de nicho o de autor”, ¿qué es lo primero que destacaría? Tal vez esos aromas “más naturales” (o menos artificiales), las maravillosas botellas que los contienen, la historia que rodea al perfume o a la casa perfumista, etc. Quizás la respuesta es más sencilla de lo que podemos creer… ¿o más compleja? ¿Será posible ponernos de acuerdo en su definición? Veámoslo a continuación.

Primero, conviene partir por lo que genera mayor certeza: ¿Qué significa “nicho”? Etimológicamente, esta palabra deriva del italiano nicchio, expresión que se refiere a la concha de un pequeño molusco y, por derivación, a cualquier recoveco o incluso, a un pequeño escondite o lugar de resguardo. Un espacio o porción pequeña, igual a la que alude el concepto “nicho” en el ámbito económico-comercial, al referirse a una porción del mercado en la que se apunta a consumidores con necesidades más específicas, como también a un espacio donde los productos son diferenciados y no responden ni compiten con el resto del mercado, considerado genérico o estandarizado.

El otro concepto clave, “autor”, tiene su origen en la expresión latina auctor, que alude al instigador, promotor o fuente de algo, teniendo a su vez como origen la expresión augere (aumentar, mejorar) y el sufijo tor (quien hace la acción). En la definición común de nuestra lengua, el autor es quien crea, causa o inventa algo, en los diversos ámbitos del quehacer humano.

En ese sentido, el autor o autora es perfectamente identificable; si lo llevamos al mundo de la perfumería, en el ámbito comercial o de diseñador no era común conocer al creador de tal o cual perfume, que el consumidor generalmente asocia a la marca más que al perfumista (afortunadamente, esto ha cambiado en los últimos años), mientras que, en paralelo, existe un mundo en el que el perfumista es conocido y reconocido como autor de la fragancia y muchas veces, dueño y autor de su propia casa perfumista. Tal es el énfasis que pretende remarcar la expresión “de autor”.

Continuando en el campo de la perfumería, que es lo que nos convoca, lo cierto es que a medida que los consumidores se vuelven más exigentes y buscan experiencias olfativas nuevas, distintas, la perfumería de nicho o de autor se revela como una alternativa a las fragancias comerciales y masivas, que comercialmente llenan estantes del retail tanto como, olfativamente, repletan calles, oficinas y eventos.

Teniendo más o menos claro entonces qué es la perfumería de nicho o de autor, entramos a otro terreno más complejo: ¿Qué caracteriza a este tipo de perfumes? Sin el ánimo de arrogarnos el monopolio de la verdad y la certeza, preferimos explorar los distintos rasgos que quienes frecuentan y disfrutan nuestros perfumes comúnmente expresan al referirnos a esta pregunta.

En primer lugar, se destaca que los perfumistas de nicho o de autor tienen una libertad creativa casi total para experimentar con ingredientes, mezclas y conceptos. Esto les permite romper con las convenciones y crear fragancias que incluso desafían ciertos estándares o parámetros establecidos.

También se releva que las marcas de perfumería de nicho suelen utilizar ingredientes de la más alta calidad, incluyendo aceites esenciales naturales y raros que a menudo no se encuentran en las fragancias comerciales. Esto sin duda permite hablar de experiencias olfativas excepcionales.

Por otro lado, las fragancias de nicho o de autor suelen producirse en cantidades limitadas, lo que añade el factor de exclusividad para quienes buscan una identidad única a través de su perfume.

Asimismo, las casas de perfumería de nicho a menudo están profundamente arraigadas en la historia y la tradición, pudiendo incorporar narrativas únicas en torno a sus fragancias. Más allá de la certeza en dichas historias y tradiciones, desde el punto de vista general, lo cierto es que este rasgo añade la mística y emoción que muchas personas buscan en estas experiencias olfativas.

Por último y no por ello menos importante, están los detalles: desde el diseño de los frascos hasta la presentación y la experiencia en sus puntos de venta, estas casas perfumistas prestan una atención meticulosa a cada aspecto de su producto, que sin duda contribuye al reforzamiento de todo lo dicho anteriormente.

Sin duda, la perfumería de nicho o de autor es un verdadero lugar de resguardo para la existencia de fragancias únicas y creatividad sin límites, que ofrece a sus consumidores y seguidores la oportunidad de descubrir experiencias olfativas únicas y memorables, de expresar su individualidad y generar una conexión emocional con su perfume.

Latest Articles